Hechizo para sacar el odio de tu vida

Visite también: rituales de amor con rosas rojas, ritual de amor con ropa interior

abiertos, ayuda y protección, mejorar su vida, el odio y el resentimiento
Oración para expulsar el odio de su vida – para las personas que sienten el odio de otra persona, sienten resentimiento, e incluso sentimientos de venganza. Esto no hace bien, ni para la persona que siente el odio, ni para la persona que es odiada. Muchas veces, las personas que sienten odio por otra (s) persona (s) tienen una vida infeliz, son tristes y desanimadas.

Oración para expulsar el odio de su vida
Oración para expulsar el odio de su vida
Es una carga muy pesada que se lleva sobre la espalda y, por eso, esos sentimientos negativos pueden traer enfermedades físicas, además de perjudicar sus caminos hacia la luz, la liberación de sus almas y, consecuentemente, que tengan una vida más armónica y feliz !

Oración para expulsar el odio de su vida

Querido Jesús, hoy vengo a pedirle la curación de mis malas recuerdos, recuerdos más, todo aquello de mal que sucedió en mi vida, que quedó guardado en mi inconsciente y que me viene atormentado día tras día. Guarde mucho odio, resentimientos y deseos de venganza en mi pecho, y eso me ha hecho muy mal.

El Señor me conoce y sabe la causa de cada problema que traigo dentro de mi corazón y alma. Viene, Jesús, y cura estos recuerdos, los momentos en que me sentí rechazado, desanimado, ignorado hasta por aquellos que más amaba.

Curame de los sentimientos de odio, rencor, dolor y falta de perdón y que a menudo se reflejan en mi cuerpo, causándome dolores y enfermedades físicas. De los momentos de peligro que he vivido y que me han convertido en una persona miedosa e insegura, me cura, Señor.

¡Oh Señor, son tantos traumas y marcas que traigo en mi mente … y sólo tú puedes curarme! Por eso te pido: lava mi mente en Su sangre, me da Su curación y me llena con Su paz. Perdón, Señor, a aquellos que me hicieron mal, ya todos aquellos que intentaron perjudicarme, porque ellos son sus hijos también. ¡Enséñame a perdonarlos, para que yo obtenga su perdón también!

Desde ya, te alabo y agradezco, pues creo firmemente que el Señor está actuando en mí ahora, y que seré en el Señor una nueva criatura. En el poder de su nombre, Jesús!

Amén!

 

¡Libérese de las sensaciones que no son positivas y su vida se vuelve mucho más feliz!

 

A continuación, un vídeo muy interesante, que puede ayudar a cualquiera que no pueda expulsar el odio, el rencor, la pena que nutren por otra persona.H